Comentarios

  • LA AUSENCIA DE VIOLENCIA NO ES LA PAZ.
    Totalmente de acuerdo contigo Luz, tenemos que analizar el tema de la cultura de paz, desde varias perspectivas. Ya que si nos referimos a la ausencia de violencia directa no es la paz, en este sentido estoy de acuerdo también con Néstor y con Haydee de que la educación es la mejor arma para la paz, pero existen otros tipos de violencia en la sociedad, no solo las generadas por relaciones dañinas.., sino también las generadas por las estructuras que las sostienen o culturas que las alientan.

    Son diversas las causas que pueden incidir en la violencia indirecta, como los problemas del desarrollo: acceso a la educación, a la salud, al empleo, justicia, seguridad, libertad de expresión, entre otros.

    Es importante que se le de respuesta a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 fijado por la ONU, ya que son elementos constitutivos de la paz y si se atienden financieramente y son apoyados por las autoridades de cada país, se contribuirá con un mundo más pacífico y próspero.
  • ¿Cuáles acciones nos permiten la construcción de una cultura de paz?
    Saludos a todos,

    Para forjar una cultura de paz, debemos comenzar primero asumiéndola dentro de nosotros, comprendiendo, promoviendo, respetando y defendiendo la libertad, la justicia, la democracia, la tolerancia, la igualdad y la solidaridad, que no seamos un ente pasivo antes los problemas de violencia de nuestra sociedad, que rechacemos todo acto que irrespete la dignidad de la persona y que no lo veamos como algo natural o normal. Seamos ejemplo de nuestros hijos y de las personas que nos rodean cultivando un pensamiento equilibrado y feliz que los contagie.

    No dejemos que el trabajo, los medios tecnológicos, las múltiples ocupaciones, entre otras, nos alejen de ellos, siempre es importante mantener una buena comunicación, estemos atentos a cualquier sentimiento y comportamiento negativo de nuestros hijos, no busquemos justificación en la edad, vamos a enseñarles que no deben maltratar a las personas ni animales, no insultar ni reírse de los demás, que ante cualquier situación deben ponerse en el lugar del otro, que las palabras también lastiman a las personas, son simples actos que hacen la diferencia para toda la vida.

    Siempre habrá conflictos, la dificultad está en saber resolver esos conflictos de forma pacífica, para esto es necesario la aplicación de estrategias desde el hogar y en los centros educativos para promover el desarrollo de habilidades y actitudes que contribuyan a crear verdaderas situaciones de diálogo y negociaciones para la resolución de conflictos y los que podamos prevenir, prevenirlos.

    Son algunas ideas para construir una cultura de paz.

    "Si usted cambia, todo cambiará para usted". Jim Rohn.

    Yanet